domingo, 13 de diciembre de 2015

The spotted pig

En la zona del West Village hay un restaurante que llama la atención por la cantidad de flores y vegetación que hay en la puerta. Además tiene en la entrada un cerdo moteado que le da nombre, The spotted pig. 

 Siempre estará lleno, abarrotado, de estilo tradicional inglés con un toque moderno, tan lleno de cuadros que se queda sin un hueco en sus paredes, con comida inglesa e italiana reinventada.

No aceptan reservas, y por lo general hay que esperar una hora para sentarse, pero si miramos el lado positivo de las cosas, se puede dar un paseo en los alrededores y tomarse alguna copa en uno de los bares cercanos que también son estupendos, y así aprovechamos para conocer esta zona de la ciudad.

viernes, 5 de junio de 2015

Brunch chapter 2

Aunque no he podido cumplir el deseo de ir todos los domingos a hacer brunch (un par de días he ido a la playa, otro se me hizo muy tarde y al final era una comida de horario español más que un brunch), he llegado a más de un 80% de participación, así que todavía puedo recomendar algún sitio más:


  •  Friend of a farmer: (77 Irving Place). Esta calle tiene mucho encanto en sí misma, es tranquila, silenciosa, con casas con hiedra y me recuerda bastante más a Londres que a Nueva York. Tiene al final un parque, el Gramercy Park, al que nunca he conseguido entrar (tiene llave) y he supuesto que es, como muchos parques pequeños en Londres, privado, de la comunidad de alrededor. Cerca de Union Square tenemos este restaurante de aspecto hogareño, con fruta y verdura en grandes cestas para que elijas el zumo que más te apetezca y te lo preparan al momento, con camareros realmente agradables y atentos. En la carta, más de una docena de platos diferentes de huevos, sandwiches, pancakes de manzana, calabaza y arándanos... Yo opté por una tortilla gigante con jamón, brócoli, champiñones, bacon, espinacas y queso. Espectacular. Merece la pena ir. Se llena a la hora del brunch, y no acepta reservas.

martes, 19 de mayo de 2015

Go New York Rangers!

No tengo ni idea de hockey, y mucha menos idea de hockey sobre hielo. Como mucho llego a entender que los New York Rangers son el equipo de Nueva York y que al parecer hoy iban de azul (cada vez que los de azul marcaban un gol, la gente chillaba y aullaba). Pero lo que si puedo decir es lo divertido que es ver a la gente en un sports bar, animada, cantando, bebiendo cerveza y comiendo por cuatro. Por supuesto, todos los hombres gordos, con camisetas de tamaño XXL del equipo correspondiente y las mujeres con dos coletas, en plan animadoras y enseñando demasiado (señoras que estamos a 14º). Es realmente el concepto de Estados Unidos que tenemos y que yo creía que en Nueva York, todo tan cosmopolita y elegante, no lo iba a ver.


domingo, 17 de mayo de 2015

Un domingo perfecto

El domingo pasado conseguí levantarme relativamente tarde a pesar de la intensa luz y los molestos ruidos que NY me brinda todas las mañanas. Pero conseguir dormir hasta las 10 aquí es como un sueño hecho realidad.
Me ducho, me arreglo, y salgo a la calle ... ¡25º grados!¡Y sol! Después de estos meses tan fríos, con tanta nieve y tanto viento, es una verdadera alegría. Así que decido dar un paseo por mi lugar favorito, Central Park. Niños, perros corriendo, grupos haciendo footing, cerezos en flor, patos en el lago, un paraíso idílico para pasear, y a 25º por fin, da gusto. Tengo que comentar que por supuesto el tiempo no me ha dado nada de tregua, ha vuelto a hacer frío, viento y además llueve (yo que había guardado el edredón he tenido que volver a sacarlo).

domingo, 10 de mayo de 2015

Conociendo Brooklyn

Cuando pensaba en ir a Brooklyn me imaginaba una zona excesivamente hipster, llena de modernitos y gafapastas, un estilo totalmente grunge, demasiado alternativo para mi, lo que me echaba un poco para atrás. Pero claro, ya que estoy 4 meses aquí en NY, no voy a quedarme siempre en Manhattan, voy a salir un poco de mi círculo de confianza y moverme al lejano Brooklyn. Es como el centro de Sevilla... si lo tiene todo, ¿para qué salir? 

Aún así me decidí a cruzar las fronteras,  y aunque el ambiente peca un poco de todo lo anterior comentado, se abrió ante mi una cantidad excepcional de bares, restaurantes, locales de música en directo, cafeterías, tiendas de ropa curiosas, de complementos... Sinceramente, me encantó. Como todo en esta vida tiene pegas y las tiendas tan famosas de 2ª mano son realmente horribles.

lunes, 6 de abril de 2015

Brunch - chapter one

Una de las costumbres que más me gustan y disfruto de NY es sin duda el brunch, tanto por la comida como por los cocktails y no pienso perderme ni uno durante estos meses.

Aunque su origen es británico, está claro que los americanos le han dado a este concepto de desayuno-comida una fama que hace que cambie su nacionalidad y se asocie su procedencia a los Estados Unidos.

Se supone que el brunch debe ser una comida intermedia entre un desayuno y una comida, que sustituya a estas dos, pero es inevitable que siendo española, no pueda meterme entre pecho y espalda dos huevos benedictinos a las 11 de la mañana, lo que hace que sea siempre para mí más lunch que breakfast. Sea como fuere, hay que preservar todas las fiestas de guardar americanas, así que soy una auténtica fan de esta idea.


jueves, 19 de marzo de 2015

Speakeasy

      Los speakeasy son bares clandestinos que durante la ley seca no cerraron sus puertas, sino que continuaron vendiendo alcohol y siendo fieles a sus clientes, brindando algo de felicidad en los locos años 20. Era mandatoria la música jazz y un ambiente eufórico.
     Han sido parte importante de la historia americana y en esta época de prohibición y corrupción llegaron a tener un gran éxito, la mayoría de ellos dirigidos por gente perteneciente al crimen organizado y gángsters famosos del momento.

  Aunque a partir de 1933 estos bares fueron cerrando poco a poco, con la abolición de la ley seca, vuelven a estar de moda en la actualidad en este mundo hipster y retro.

  Para sentir que formo parte de este mundo new yorker, yo también tengo mi lista de "los mejores speakeasy" (es increíble lo que le gusta a los americanos hacer listas interminables que inicia siempre con las palabras "the best": the best restaurants in town, the best bars to have a beer, the best cocktails in NYC"...)