martes, 19 de mayo de 2015

Go New York Rangers!

No tengo ni idea de hockey, y mucha menos idea de hockey sobre hielo. Como mucho llego a entender que los New York Rangers son el equipo de Nueva York y que al parecer hoy iban de azul (cada vez que los de azul marcaban un gol, la gente chillaba y aullaba). Pero lo que si puedo decir es lo divertido que es ver a la gente en un sports bar, animada, cantando, bebiendo cerveza y comiendo por cuatro. Por supuesto, todos los hombres gordos, con camisetas de tamaño XXL del equipo correspondiente y las mujeres con dos coletas, en plan animadoras y enseñando demasiado (señoras que estamos a 14º). Es realmente el concepto de Estados Unidos que tenemos y que yo creía que en Nueva York, todo tan cosmopolita y elegante, no lo iba a ver.


domingo, 17 de mayo de 2015

Un domingo perfecto

El domingo pasado conseguí levantarme relativamente tarde a pesar de la intensa luz y los molestos ruidos que NY me brinda todas las mañanas. Pero conseguir dormir hasta las 10 aquí es como un sueño hecho realidad.
Me ducho, me arreglo, y salgo a la calle ... ¡25º grados!¡Y sol! Después de estos meses tan fríos, con tanta nieve y tanto viento, es una verdadera alegría. Así que decido dar un paseo por mi lugar favorito, Central Park. Niños, perros corriendo, grupos haciendo footing, cerezos en flor, patos en el lago, un paraíso idílico para pasear, y a 25º por fin, da gusto. Tengo que comentar que por supuesto el tiempo no me ha dado nada de tregua, ha vuelto a hacer frío, viento y además llueve (yo que había guardado el edredón he tenido que volver a sacarlo).

domingo, 10 de mayo de 2015

Conociendo Brooklyn

Cuando pensaba en ir a Brooklyn me imaginaba una zona excesivamente hipster, llena de modernitos y gafapastas, un estilo totalmente grunge, demasiado alternativo para mi, lo que me echaba un poco para atrás. Pero claro, ya que estoy 4 meses aquí en NY, no voy a quedarme siempre en Manhattan, voy a salir un poco de mi círculo de confianza y moverme al lejano Brooklyn. Es como el centro de Sevilla... si lo tiene todo, ¿para qué salir? 

Aún así me decidí a cruzar las fronteras,  y aunque el ambiente peca un poco de todo lo anterior comentado, se abrió ante mi una cantidad excepcional de bares, restaurantes, locales de música en directo, cafeterías, tiendas de ropa curiosas, de complementos... Sinceramente, me encantó. Como todo en esta vida tiene pegas y las tiendas tan famosas de 2ª mano son realmente horribles.